Modo de cursada

Clases

Las clases se organizan en grupos de hasta 13 alumnos. El instituto cuenta con distintas bandas horarias y variedad de dìas de cursada.

Las clases se dictan tres veces por semana en bloques de 2 horas cada una, y se llevan a cabo en aulas diseñadas especialmente para que los alumnos puedan trabajar en grupo, coordinados por el profesor, sin darse la espalda unos a otros. Los chicos se sientan alrededor de una mesa en forma de U, mirando al profesor y al pizarrón. De esta manera, se le posibilita a los estudiantes poder prestar absoluta atención a la explicación del profesor y facilita el acceso visual al pizarrón sin que otro se interponga.

Además, contamos con los implementos necesarios para que los profesores y los alumnos lleven adelante el proceso de aprendizaje en un clima distendido y agradable: equipos de audio y video, aire acondicionado y calefacción, sillas acolchadas, aislamiento acústico, pizarrones blancos y marcadores de colores, dispensers de agua mineral, red de computadoras con conexión permanente a Internet, fotocopiadora blanco y negro, impresora láser color.

También disponemos de espacios comunes diagramados, al igual que las aulas, con el objetivo de favorecer el ambiente de trabajo y estudio, teniendo en mente a toda la comunidad educativa: alumnos, padres, profesores, tutores y personal administrativo.

Materiales de estudio

En lugar de que cada profesor planifique individualmente su actividad y elabore el material que le entregará o dictará a sus alumnos, el Instituto opera por medio de equipos de confección de material y planeamiento de las clases para cada materia, en horarios especiales e integrados por los docentes a cargo de las clases grupales, por aquellos que dictan las clases individuales y con supervisores experimentados. Contamos con una “sala de materiales”, con personal especialmente capacitado y recursos informáticos actualizados, con el fin de garantizar la calidad académica del material y su disposición. De este modo, se garantiza que todos los grupos reciban el mismo contenido y el mismo material, independientemente del profesor que esté a cargo.

Este esquema también jerarquiza el nivel de los apuntes y las ejercitaciones, ya que ambos son revisados por varias personas en encuentros especialmente dedicados a este fin y no por un único profesor en sus tiempos libres, eliminando la posibilidad de un error personal por la supervisión conjunta, algunas veces en más de una oportunidad. El resultado de este trabajo se entrega impreso a cada alumno con su nombre y se controla periódicamente que todas las carpetas estén completas.

Entre el material distribuido se incluye siempre un apunte teórico con los temas vistos en cada clase. De esta manera, los alumnos pueden prestar absoluta atención a la explicación del profesor y preguntar aquello que no entiendan, sin necesidad de tomar apuntes de claseSe evita así la distracción obligada para escribir lo que se ha dicho en lugar de escuchar lo que se está diciendo, la lentitud adicional en el discurso para dar la posibilidad de anotar, el tiempo perdido para copiar los pizarrones antes de borrarlo, el riesgo de perder de vista las ideas principales en favor de los detalles de menor importancia e, incluso, se evita la posibilidad de una anotación errónea.

En su casa y con tranquilidad, el alumno puede rever la clase en su totalidad usando el apunte teórico, identificar los temas que no le han quedado del todo claros y subsanar la falencia releyéndolos o pidiendo que se le vuelvan a explicar en la clase siguiente. Además de contar con un material para prolijamente impreso y jerarquizado para facilitar la comprensión. 

Simulacros de examen

Durante los cursos de ingreso y previamente a la instancia calificativa “real”, tomamos simulacros de examen que, además de ser instancias de evaluación, sirven para colocar a los chicos en una situación similar a la que enfrentan en los colegios: ya sea desde el espacio físico y el momento específico y particular, como desde la extensión, forma y contenido del examen.

Simulacro

A tal fin, se confeccionan exámenes que emulan con exactitud los que los colegios suelen tomar y que abarcan todos los temas que en cada parcial serán evaluados por los colegios.

Estos simulacros son corregidos por el plantel docente del Instituto inmediatamente después, en la misma jornada, y calificados con la misma escala numérica que utilizarán los colegios. La premura en la corrección nos facilita los resultados antes de las reuniones de equipo para que pueda considerarse la estrategia necesaria a seguir y distinguir individual y globalmente temas que merecen una revisión más acabada.

Recreación

En Silvina & Gustavo creemos que todo esfuerzo debe ir acompañado por el correspondiente descanso. Los exámenes de ingreso constituyen un enorme esfuerzo mental y emocional para todos los integrantes de la comunidad educativa del Instituto.

En este caso, el descanso no pasa solamente por la relajación, también tenemos que descargar las tensiones acumuladas y compensar el sacrificio de haber dejado de lado las actividades sociales para estudiar.

Nuestra área de recreación organiza actividades que permiten a los chicos y al equipo del Instituto compartir momentos de distensión en el transcurso y al finalizar el ciclo lectivo. Es por eso que durante la cursada (luego de las principales instancias educativas) una fiesta les retribuye a los chicos el esmero brindado. Luego, con la finalización del proceso y el comienzo del verano, se organiza un campamento al aire libre y con actividades recreativas que incluyen deportes.

Los eventos recreativos contribuyen también a afianzar el clima de camaradería que es esencial en la concepción del proceso pedagógico de Silvina & Gustavo.